La moda del Lean IT

En los últimos meses escuchamos hablar mucho de Lean IT, varias noticias citan su implantación en nuestros clientes (basta con buscar «Lean it» entre las noticias de la intranet) pero, ¿entendemos los principios en que se basa?

busquedaLean

Aunque su aplicación a nuestro sector aún suena novedosa, Lean es una metodología que proviene de la industria manufacturera (japonesa inicialmente) y tiene un recorrido considerable a sus espaldas. Para evitar repetir los errores ya conocidos al aplicar esta metodología, es bueno conocerla a fondo.

Kevin Meyer, un experto con muchos años de experiencia en transformar compañías a modelo de funcionamiento Lean, reflexiona en este interesante artículo sobre cuál es el error más frecuente que lleva al fracaso de estas transformaciones.

Leer articulo [ web(ingles), pdf(castellano) , pdf(ingles) ]

Resumiendo mucho, Meyer nos viene a decir que este método tan centrado en «eliminar el desperdicio» de nuestra cadena y así producir más valor para los clientes tiene un aspecto pocas veces entendido hasta sus últimas consecuencias: el mayor desperdicio de una empresa es el talento humano infrautilizado.

Y esto es especialmente cierto en nuestra «industria del conocimiento».

Por ello Meyer nos dice que aplicar esta metodología sin una cultura de respeto a las personas que ponga en valor su experiencia, conocimiento y creatividad es un camino a ninguna parte, como también lo es usar la nueva productividad mejorada para reducir al mínimo el coste de personal.

No hace falta que nos creamos todo lo que dice Meyer, es un error del que ya nos avisaba Frederick Winslow Taylor (padre de la gestión científica del trabajo) en 1911. La forma correcta de gestionar una mejora de productividad es enfocar esa capacidad mejorada a captar nuevo negocio, no a despedir empleados o a reducir sus salarios, porque sino los empleados verán que su mejor opción es no favorecer dichas mejoras de productividad.

¿En Ibermática, qué hacemos?

Por una parte ya hemos visto que se publicita y apuesta por el modelo Lean, por otra se cae reiteradamente en el error de la vía del recorte de personal, cercenando el conocimiento y la experiencia profesional en lugar de aprovecharlo. Ignorando a Taylor año tras año para mantener la rentabilidad reducimos la plantilla y la facturación global, desde luego este no es el camino.

ibermatica_evolucion_facturacion_empleados

Las tímidas iniciativas al estilo de Kairos contrastan con el goteo continuo de despidos, reducciones forzosas de jornada y fugas masivas de profesionales pasándose a la plantilla de nuestros propios clientes.

Dependerá de la Dirección que esta nueva mentalidad Lean de la que presumimos se convierta en una moda pasajera más ó nuestra compañía cambie de verdad su estilo de gestión.

Cerrado a comentarios.

Archivo