Resultados de la encuesta 2016 – Formación y portal EnForma

Datos previos

Todas las empresas al emitir las nóminas deben a su vez abonar de su dinero y del de los trabajadores las cotizaciones correspondientes que luego pagarán gastos como las pensiones, el desempleo y también la formación continua.

cotizaciones

  • Descuento en nomina
    • Trabajador

      En la nómina de cada trabajador se cotiza a nuestro cargo un 0,1% de nuestro sueldo para financiar la formación

 

  • Empresa

También se cotiza a cargo de la empresa un 0,6% de nuestro sueldo para financiar la formación

 

En total un 0,7% de los salarios pagados en ibermática s.a. (en torno a 100 millones de euros) nos dan una cifra aproximada de 700.000€ anuales (100.000€ de los trabajadores) aportados para formación de los trabajadores, de los cuales como empresa de tamaño grande podemos recuperar el 50% de lo aportado, 350.000€ para gastarlos en nuestra formación.

  • Gasto per cápita

Nuestra plantilla está entre los 2.700 y 2.800 trabajadores, por lo tanto nos corresponden unos 127€ de gasto por trabajador al año, claro que esto sería si se repartiese de forma equilibrada, que es precisamente lo que no parece estar ocurriendo.

Motivos para hacer esta encuesta

Muchos tenemos la sensación de que la formación en ibermática no funciona como debería. Varios aspectos de su planificación y reparto parecen extrañar a muchos de nosotros. Podríamos decir que eso está mal y punto, por ejemplo quedarnos en el «nunca encuentro plazas disponibles» para el curso que me interesa, pero eso probablemente tendría poco efecto útil.

comentarios

La intención de esta encuesta es no solo llegar al diagnóstico de lo que no nos gusta, sino también a los porqués y lo más importante de todo a cómo se pueden mejorar esos aspectos negativos.

El primer paso para mejorar algo de forma mínimamente científica es medir su desempeño. Una vez se tiene un diagnostico de los problemas, se pueden realizar cambios bien orientados que incidan en los síntomas reales y volver a medir el impacto que tienen.

Según el departamento de RRHH esto ya se hace:

En este sentido, en el plan de gestión de la calidad en el ámbito de formación, hemos planteado los siguientes objetivos como líneas fundamentales de actuación:

  • Obtener una media de 3 sobre 4 en la valoración global de la formación (dato recogido a través del cuestionario de evaluación)
  • Asegurar un 90% de la eficacia en las acciones formativas realizadas

Pero algunos nos preguntamos cómo es posible que estos valores se logren año tras año si muchos no estamos satisfechos ¿quizás no compartimos en que parámetros se mide si la formación ha sido eficaz? ¿quizás no se recogen los datos adecuados? ¿quizás se debería preguntar no solo a los que finalmente realizan formación sino a todos los que deberían realizarla? como veis muchos «quizás», es hora de intentar llegar a conclusiones más precisas.

Resultados de la encuesta(ver informe completo)

Aspectos negativos a mejorar

Se ha centralizado la gestión de la formación a través del portal EnForma. Preguntando por el uso que se hace del mismo ya podemos detectar que a pesar de que no hay otra vía de acceso a la formación un amplio colectivo no consulta frecuentemente, un 11% cada seis meses, un 26% solo lo mira una vez al año e incluso un 8% dice no consultarlo nunca.

consultas

Cuando preguntamos por el rendimiento de las consultas solo el 19% dicen encontrar siempre o a menudo formación de su interés, por el contrario un 37% no lo encuentra nunca y un 46% pocas veces.

Los que no la encuentran ¿a que achacan el problema? hasta un 59% dice que faltan plazas, parece desde luego el problema principal a tenor de los comentarios en el tablón de la intranet. Las siguientes causas decrecientemente son las temáticas un 15% (recordemos que son decididas desde las unidades de negocio) y la sobrecarga de trabajo un 11%.

Llama la atención que para formarse (que en teoría siempre es una inversión rentable a futuro, aumentando la productividad) vemos como parte del problema tener una excesiva carga de trabajo, quizás deberíamos leerlo como un síntoma de que necesitamos aprender a hacerlo de otra manera. En el esquema imperante es fácil deducir que los responsables no animarán a las personas de sus equipos a formarse, lo que restaría horas dedicadas a los proyectos.

De hecho no hace falta deducirlo, hasta un 58% dicen que sus responsables no fomentan su formación casi el triple frente al 20% que contestan que Sí, el resto a veces. Quizás por tanto no es buena idea que el proceso de recogida de las demandas de formación (en el PROGRESS) lo realicen las mismas personas que se responsabilizan en el corto plazo del proyecto «perjudicado» por los esfuerzos desviados hacia la formación, es obvio que la formación se rentabiliza pero lo hace a más a largo plazo, debería ser gestionada con el mismo plazo en mente .

El 88% de los encuestados llevan más de tres años en la empresa(40% + de 5 años y 40% + de 10 años) tenemos por tanto un grupo predominante de profesionales que no se acaban de incorporar, que por tanto conocen los procesos para solicitar formación, que pueden por el tiempo que llevan inmersos en sus labores actuales necesitar reciclaje (por la aparición de nuevas tecnologías-herramientas ó beneficiarse de nuevas metodologías) sin embargo cuando les preguntamos por la última acción formativa realizada solo un 24% han realizado alguna en el último año, si ampliamos el plazo hasta los dos años previos siguen siendo solo el 44%.

En general hay entre los encuestados participantes en todas las variadas modalidades de formación contempladas ( excepto en las recetas) pero la valoración que hacen de la utilidad de cada formato es muy dispar, la nota media de:

  1. los cursos presenciales es de un alto 7.40
  2. las certificaciones en segundo lugar con 6.02
  3. los cursos online quedan en un aprobado raspado 5.24 (diferencia de -2,16 frente a los presenciales)
  4. con valoraciones muy bajas el resto de alternativas (ebook 3.06, planes de entrenamiento 2.25 y recetas 2.22)

En la pregunta sobre aspectos mejorables de las formaciones realizadas 57 de los 68 encuestados marcan una o varias opciones siendo las dos más habituales ambas con un 47% :

  • preferirían otro formato (online, presencial, autoformación
  • ven recomendable dedicarle más tiempo

 

valoracion_segun_aportacion

En la valoración de lo recibido a cambio de lo aportado un 7% la califica de buena o normal respecto al 83% que la marca como mala o muy mala.

Hasta aquí lo negativo.

Aspectos destacables a mantener

El primer aspecto a destacar es la implicación de l@s profesionales para intentar mejorar el sistema de formación de ibermática.

En 4 días hemos recibido 68 respuestas a esta primera encuesta de 15 preguntas, con aportaciones como las 27 sugerencias de mejora.

¡Gracias por colaborar a que la próxima encuesta que vamos a
ir preparando para el año que viene sea aún más útil!

El 92% esta bastante o totalmente de acuerdo con realizar este tipo de encuesta frente al 3% bastante o totalmente en desacuerdo. Por nuestra parte nos comprometemos a ello.

necesidad_encuesta

La participación ha sido de perfiles y procedencias muy diversas desde programadores, analistas y consultores, administradores y técnicos, incluidos jefes de proyecto.

Por centros también variedad, tenemos por número de encuestas rellenadas en cabeza a Madrid 47% seguido de donosti 25%, bilbao 16%, merida 4%, barcelona 2% y vitoria 2%.

centros_encuesta

El segundo aspecto importante es que vemos voluntad de formarse junto con la oportunidad de hacerlo con vías existentes y bien valoradas por los profesionales para lograrlo:

  • cursos presenciales
  • certificaciones

Pacto por la formación

Con estos datos necesitamos que se marquen directrices urgentes, que los profesionales que gestionan y hacen posible la formación puedan escuchar y atender las necesidades de los muchos trabajadores que con el funcionamiento actual nos quedamos fuera de participar o insatisfechos del resultado.

Para esto la palabra clave es VOLUNTAD, en los últimos años se ha formado y disuelto dos veces la mesa de formación que intentaba trasladar esa voluntad de los comités de colaborar a una labor que nos enriquece a todos en lo profesional, lo empresarial y lo personal, pero para ser útil no puede ser un foro de buenas palabras escondiendo las criticas.

Nos hemos encontrado con que del lado directivo la voluntad de colaboración no iba más allá de ofrecer una lista excel de los cursos programados y escuchar sugerencias sin compromiso, todo ello una vez cerrado el plan de formación anual, sin visos no ya de cooperar sino siquiera de ser transparentes.

Ojalá esa parte directiva reflexione y cambie de actitud, aquí dejamos nuestra aportación para que pueda servir, no como único pero si como una parte, del diagnostico necesario para abrir ese pacto.

Cerrado a comentarios.